14 Remedios caseros para combatir el mal aliento

Siempre vemos en la televisión a mujeres y hombres con “aliento fresco” luego de haber utilizado un dentífrico en particular. Pero no es recomendable que gastes dinero en estos productos que no siempre contienen ingredientes muy saludables. Por ello, si sufres de mal aliento o también llamado halitosis, no dejes de leer el siguiente artículo, donde aprenderás diversas recetas caseras para combatir el mal aliento.

¿Qué es la halitosis y qué lo produce?

El nombré médico que se le da al mal aliento es halitosis y es más común de lo que crees, debido a que afecta a la gran mayoría de la población, al menos en algún momento de la vida. El mal aliento puede ser originado por diferentes motivos, aunque lo más común es por una falta de higiene en la cavidad bucal, lo cual ayuda a la proliferación de las bacterias, y por ello, causa un proceso que genera un olor desagradable.

Asimismo, es también relacionado con la escasez de saliva y la sequedad de la boca. Las glándulas salivales segregan este fluido, que está formado por un 99% de agua, con propiedades antisépticas y a su vez, mantiene limpia la boca.

Es verdaderamente muy desagradable el mal aliento, tanto para el que lo presenta como para los que se encuentran a su alrededor. Los afectados, por lo general, suelen tener mucha vergüenza o timidez de hablar con otras personas, ya que se sienten sucios o culpables.

Consumir algunos alimentos, como el alcohol, el café, la cebolla o el ajo, así como también fumar, “cooperan” a tener más olor en la boca. También existen fármacos que poseen como uno de sus efectos secundarios reducir la producción de saliva y tener la boca seca es sinónimo de mal aliento.

Otra de las causas puede ser una dieta pobre en hidratos de carbono. Estos nutrientes normalmente se encuentran en los panes, las pastaste, el arroz y las legumbres, y sirven para que el cuerpo use las grasas para tomar la energía que necesita.

Pero el motivo más resaltante, importante y frecuente sin duda alguna, es la proliferación de las bacterias. Cuando se encuentran en exceso en la boca, inducen a la formación de placas sobre los dientes, provocando ácidos y compuestos volátiles, lo cual son los responsables del mal olor.

Utilizar dentadura postiza, tener caries, colocarse empastes o coronas de mala calidad, padecer sinusitis, infecciones o llagar, la indigestión, la diabetes y el estrés suelen ser otros desencadenantes de la halitosis.

Remedios caseros para combatir el mal aliento

Remedios caseros para el mal aliento:

1. Usa una pasta dental que contenga clorofila o come caramelos sabor a menta para eliminar el mal olor de la boca.

2. Un remedio natural para la halitosis consiste en consumir antes del desayuno un melocotón amarillo.

3. Si el problema se debe a la gingivitis (encías sangrantes o inflamadas), es necesario hacer un enjuague bucal con una combinación de dos cucharadas de salvia roja con medio litro de agua. Deja que hierva esta mezcla, déjalo reposar unos 20 minutos y luego cuela.

4. El perejil suele ser un excelente remedio casero para la halitosis. Para ello, hierve dos tazas de agua con varias ramas y dos clavos de olor enteros. Revuelve la mezcla todo el tiempo. Filtra y usa como enjuague bucal dos veces al día.

5. Mezcla una cucharada de bicarbonato con medita taza de agua y realiza un enjuague bucal por la mañana al levantarte y por la noche antes de acostarte.

6. Después de la comida mastica un clavo de olor, canela en rama o anís, este remedio es excelente para refrescar tu aliento.

7. Licúa 125 gramos de pepinos, 125 gramos de espinacas y 250 gramos de zanahorias. Bebe medio vaso luego de cada comida.

8. Prepara un zumo con un durazno, un cuarto de mango, media taza de agua, medio pomelo y dos ramas de yerbabuena. Extrae el jugo del pomelo y luego licúa el resto. Bebe todos los días al mediodía, es efectivo.

9. Prepara un té con una cucharada de yerbabuena y una taza de agua, deja hervir por 10 minutos y bebe después de cada comida

10. Hierve una cucharada de ajenjo con una taza de agua hirviendo. Tapa y deja refrescar. Bebé una taza de éste té después de cada comida.

11. Hierve por varios minutos ¼ taza de zumo de frambuesa. Agrégale ¼ taza de agua, 2 gotas de aceite de mente piperita y ¼ de infusión de tomillo. Haz gárgaras y enjuaga después de las comidas.

12. Hierve dos cucharadas de semillas de fenogreco o alholva en una taza de agua, durante 5 minutos. Tapa, deja reposar y bebe una taza después de cada comida.

13. Vierte 1 cucharadita de tomillo y 1 de orégano frescos con una taza de agua. Hierve por unos 5 minutos y haz enjuagues cada dos horas, que esté lo más caliente posible.

14. Mastica luego de las comidas muchos condimentos, como por ejemplo varias semillas de eneldo. Otra opción puede ser las de granada.

Tips para evitar el mal aliento:

1. Evita consumir peperoni, cebolla, queso, café, salame, dulces, cerveza y vino.

2. Lleva siempre contigo un cepillo dental para lavarte los dientes luego de comer estando en la oficina, por ejemplo.

3. Bebe bastante agua, de esta manera ayudas a favorecer la secreción de saliva que combatan las bacterias nocivas.

4. Practica Hatha Yoga: existen estudios que comprueban que este ejercicio y la dieta vegetariana fortalece la capacidad digestiva, lo cual evita la halitosis.

5. Masca chicle o goma sin azúcar, esto favorece la salivación.

6. Evita alimentos que sean muy fibrosos o secos y aumento el consumo de ensaladas crudas.

7. No pases demasiado tiempo sin consumir ningún alimento. Por ejemplo, una zanahoria a media mañana puede ser una buena opción.

También puedes leer sobre: Los aspectos más importantes para cuidar la salud dental de los niños. 

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *